Pros y contras de las carnes rojas

Compartenos:

carnes

Si analizamos las recomendaciones alimenticias de la mayoría de nutricionistas y personas que tienen estilo de vida fitness vemos que normalmente las proteínas que consumen son pollo, pescado o mariscos, pero las carnes rojas son casi nulas en sus dietas. Conozcamos los pros y contras de las carnes rojas para entender por qué son poco consumidas en los estilos de vida saludable.

Algunas personas eliminan la carne roja de sus dietas por la crueldad con la que son tratados los animales de donde extraen estas carnes, pero los especialistas atribuyen a la carne roja la ingesta de grandes cantidades de colesterol a través de las grasas de esta carne, relacionándose con el agravio de enfermedades cardiovasculares.

Son bastantes los pros y contras de las carnes rojas, a pesar que ellas contienen una variedad de nutrientes que no se consiguen en otros alimentos dela misma manera, también es más difícil de digerir, y si es cocida de la forma incorrecta puede ser más perjudicial, como cuando se dora a carbón o leña formando compuestos cancerígenos que pueden formar tumores a nivel de sistema digestivo.
carnes magras
Una buena alimentación se basa en la diversidad, pues así es que se conseguirá consumir saludablemente los diversos nutrientes que necesita el organismo a partir de diferentes alimentos. Las carnes rojas también se caracterizan por aportar ácido úrico que facilita el movimiento corporal, pero en grandes cantidades produce dolor incapacitante o inflamación en las articulaciones.

Más que analizar los pros y contras de las carnes rojas para tomar la decisión de incluirlas o no en nuestra dieta, es importante reconocer que todo en exceso es malo, y las carnes rojas no se escapan de esta realidad. Así como es sumamente necesario mantener una vida activa físicamente, y saber si es necesario que consumas los nutrientes que se encuentran allí, como en el caso delas mujeres embarazadas que deben hacerlo las personas con enfermedades cardiovasculares que deben evitarlo. Antes de tomar una decisión radical consúltalo con un especialista.

Artículos Relacionados

Deja un comentario