Los minerales como complementos nutricionales

Compartenos:
Rutinas Deportivas
Rutinas Deportivas

Los minerales junto con las vitaminas son considerados micronutrientes, o sea, nutrientes que se encuentran en no muy grande proporción en los diversos alimentos pero que son imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo.

Los minerales forman parte de numerosos procedimientos bioquímicos muy importantes, conforman la estructura de muchos tejidos, como también de sustancias alcalinas y ácidas de nuestro organismo, y en algunas ocasiones conforman la parte básica de una hormona, como por ejemplo el yodo en la hormona tiroxina.

Los minerales principales que se encuentran en nuestro organismo son:

  • Azufre
  • Cloro
  • Calcio
  • Cobalto
  • Fósforo
  • Fluor
  • Hierro
  • Manganeso
  • Magnesio
  • Potasio
  • Yodo
  • Zinc
  • Selenio
  • Sodio

Los complementos nutricionales son aquellos productos utilizados como una fuente de concentrados de nutrientes destinados a complementar nuestra habitual alimentación, no se deben usar como sustitutos de una dieta debidamente equilibrada y nunca se debe exceder la dosis recomendada.

Una dieta saludable y equilibrada puede cubrir todo requerimiento de nutrientes, pero en algunas ocasiones no ocurre así con los minerales llamados traza, que son los que se encuentran en nuestro cuerpo en proporciones demasiado bajas, pero son indispensables en algunos procesos químicos de fundamental importancia.

Al tener en cuenta que el fin de un complemento nutricional es complementar una dieta evitando un déficit nutricional, debemos enfocarnos en los minerales traza, que son los que son susceptibles de que se encuentren en nuestro organismo en niveles menores a los que se recomiendan.

Veamos a continuación cuáles son esos minerales traza:

  • Hierro: Es fundamental para transportar oxígeno y forma parte en la producción de glóbulos rojos. La dosis diaria recomendada es de 10 miligramos para los adultos sanos y para mujeres post menopáusicas, sin embargo, en las mujeres fértiles lo recomendado es 18 miligramos diarios, pues con la menstruación se pierde una parte de este mineral.
  • Calcio: El porcentaje de calcio presente en nuestro organismo es 99 % y se halla en los dientes y huesos, que es como una reserva de tal mineral. El calcio unido al fósforo produce rigidez al esqueleto, pero también tiene otras funciones metabólicas que incluyen el transporte del oxígeno y la contracción muscular. En los adultos la dosis que se recomienda diariamente es de 400 a 500 miligramos.
  • Flúor: Se encuentra en los dientes como protector contra la caries y en el esqueleto. La carencia nutricional es casi imposible, pero puede darse cuando el agua potable es baja en flúor y cuando no se hace uso de productos dentífricos que contengan este mineral.
  • Yodo: Este mineral está íntimamente vinculado al funcionamiento de la glándula tiroides, pues el exceso o déficit del mismo produciría inmediatamente un trastorno metabólico. La dosis recomendada es de 130 microgramos al día.
  • Zinc: Este mineral es fundamental para el buen funcionamiento del sistema inmunológico y se encuentra en las enzimas que son indispensables para el metabolismo. Se encuentra en el esqueleto, cabello, piel y en la próstata del hombre. La dosis recomendada es de 15 miligramos por día.

Artículos Relacionados

Deja un comentario