Llegada del verano y con él…los bronceadores naturales

Compartenos:

Bronceadores naturales Rutinas Deportivas

Cuando hablamos de bronceadores naturales, realmente estamos hablando de muchos  alimentos y esencias que nos ayudan a obtener un tono de piel dorado que tanto nos encanta y fascina.

Con la pronta llegada del verano estamos loca por eliminar el color pálido blanquecino de nuestra piel y es por ello que uno de nuestro principales objetivos es ir a la playa o la piscina, sin embargo es necesario y realmente importante que tomemos las precauciones adecuadas para que los rayos solares no nos generen efectos negativos en nuestra piel. Lo primero que recomiendan es la aplicación de un buen  protector solar para luego aplicarnos el bronceador, de esta manera estaremos evitando las posibles lesiones de piel, la insolación y las futuras manchas producto del exceso de sol.

Muchos de los alimento y esencias naturales que consumimos a diario poseen grandes componentes que estimulan las células melanocitos, quienes son las  responsables de otorgar las tonalidades de la piel.

¿Quieres conocer y prepararte tus propios bronceadores naturales caseros?

Bronceador de zanahoria:

Mezclar en un envase oscuro el jugo de ½  zanahoria y 2 cucharadas soperas de aceite de oliva. Es necesario agitar muy bien todos los ingredientes antes de usar para que los mismos  se compacten de manera unificada.

Bronceador a base de aceite de coco:

Debes fundir seis cucharadas de manteca de cacao en baño de María, mezclar con seis cucharitas de té de extracto de aceite de coco y doce gotas de aceite de lavanda.

Bronceador de canela:

A la canela molida agregarle maicena o fécula de maíz en igual proporción y agregarle unas gotas de aceite de almendras, aplicar con algodón y brocha.

Bronceador de café molido:

A varios granos de café molido agregarle cuatro cucharadas de aceite de oliva, una cucharada de vainilla y ½ taza de sal.  Mezclar muy bien todos los ingredientes y conservar en un envase oscuro a temperatura ambiente.

Bronceador a base de Aloe Vera:

Extraer el cristal de una hoja de sábila, añadirle 10 cucharadas de aceite de germen de trigo y veinte gotas de esencia de coco, luego mezclar y mantener conservado en un lugar fresco como la nevera o refrigerador hasta que lo vayas a usar.

Todas estas fórmulas deben aplicarse de manera uniforme por todo el cuerpo, evitando estar  en una sola posición para broncearse, se recomienda realizar caminatas, y no exponerse de manera prolongada y por mucho tiempo al sol, en especial entre 12:00 p.m. a 3:00 p.m., pues en este período los rayos UV tienen mayor intensidad.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario