Entrenamiento Dragon Fight

Compartenos:

Kickboxing

Una práctica ideal para los amantes del ejercicio combinado y de alto impacto es el Dragon Fight, una tendencia innovadora que mezcla elementos de las artes marciales con técnicas de boxeo. De igual manera, añade conceptos religiosos y, al mismo tiempo, evolutivos como el manejo de las energías a través de la correcta alineación de los chakras, una actividad que ayuda a potenciar el funcionamiento de las partes del cuerpo al tiempo que trabaja la mente y el espíritu.  

Este tipo de entrenamiento tiene como punto focal las piernas, aunque también permite estilizar los brazos y el abdomen pues la mayoría de los movimientos son combinados y requieren utilizar todo el cuerpo. Una de las ventajas de practicar Dragon Fight es que mientras entrenas la mente, el cuerpo y el espíritu también adquieres conocimientos sobre métodos básicos de defensa ante cualquier situación de riesgo.

Cuando se decide entrenar usando las técnicas combinadas del Dragon Fight se debe contar con la presencia de un instructor para tener una supervisión constante que controle que los movimientos se realicen de la forma correcta para evitar lesiones. Generalmente este tipo de ejercicio se lleva a cabo en espacios abiertos o salones de entrenamiento con grupos de máximo 30 personas.

Entre las utilidades del Dragon Fight destaca el desarrollo de la resistencia muscular, la coordinación, el equilibrio y la flexibilidad en cortos períodos de tiempo, el incremento del rendimiento del sistema cardio-respiratorio, la tonificación de los músculos, la eliminación de la flacidez, el estrés y las frustraciones, la corrección de la postura corporal y la disminución de las celulitis, además de aumentar el autoestima y la seguridad de los participantes.

Antes de comenzar este ejercicio de alto impacto es necesario contar con ropa y calzado deportivo cómodo, realizar un calentamiento previo y no olvidar hidratarse antes, durante y después de la actividad. Usualmente las sesiones de Dragon Fight duran 60 minutos y pueden ser practicadas por mujeres y hombres sanos de todas las edades, a excepción de quienes tienen condiciones especiales o se encuentran limitados por ser adultos mayores.

Artículos Relacionados

Deja un comentario