Correr en días calurosos no te agobies… Preparate y disfruta al maximo

Compartenos:
Recomendaciones para correr cuando hace calor
Recomendaciones para correr cuando hace calor

Hacer deporte es una excelente manera de mantener un organismo sano y en forma, esto lo hemos mencionado en repetidas ocasiones, pero nunca está de más reiterarlo, lo más importante es lograr tener fuerza de voluntad. Sobre todo en temporada de calor cuando sientes que esta es una razón suficiente para abandonar el entrenamiento.

Correr es una actividad que requiere más esfuerzo físico, especialmente si se practica en lugares con climas calurosos, ya que puede causar algunos efectos para nada agradables como lo son: deshidratación, mareos, desorientación los calambres y el tan famoso golpe de calor. Para evitar que esto suceda  existen reglas muy sencillas que se debe seguir. Veamos cuales son:

El uso de la ropa adecuada

Procura usar ropa deportiva muy ligera, preferiblemente pantaloncillos cortos, así como franelillas manga corta de colores claros, la tela que sea de algodón.

Establecer el mejor horario

Es básico y antes que nada. Siempre es recomendable y necesario que fijes un horario diario para realizar tus rutinas y lo respetes, con esto logras buenos resultados. Sin embargo en la temporada de calor es aún más importante mantener un horario que puede ser antes de las 9 de la mañana y después de las 4 de la tarde.

Hidrata tu organismo

La hidratación es de vital importancia, y en temporada de calor aún más. Es necesario beber líquidos antes, durante y después de correr, esto a fin de reponer lo que se pierde durante el entrenamiento, es recomendable también tomar bebidas que contengan electrolitos para así reponer las sales minerales que se pierden a través de la sudoración.

Protege tu piel

Independientemente de la hora que selecciones para correr es básico cuidar y proteger la piel del sol, para ello deberás usar un protector solar que además sea resistente al agua con un SPF al menos de 15 que te protege contra los royos UVA y UVB.

Artículos Relacionados

Deja un comentario