¿Conoces qué tipo de cuerpo tienes?

Compartenos:

Para poder comenzar a entrenar muchas veces no solo basta con ejercicios y dietas, también debes conocer qué tipo de cuerpo tienes, basándote en esto será más fácil orientar las rutinas y la alimentación para obtener mejores resultados y en un menor tiempo.

Tipo de cuerpo

Cuando se habla de tipo de cuerpo, es necesario entender que es aquella formación genética que posees por naturaleza, está dirá que tan propenso eres a ganar masa muscular, a almacenar grasa y que ejercicios debería realizar.

Existen tres tipos definidos de cuerpos los cuales son Ectomorfo, Mesomorfo y Endomorfo.

Ectomorfo

Este modelo de cuerpo suele tener características como extremidades largas, notoria delgadez haciendo evidente la falta de musculatura en la persona,  debido a que el metabolismo es bastante acelerado.

Estos individuos aunque pueden ingerir muchos alimentos es muy difícil que con esto consigan masa corporal, por más que posean altos niveles de grasa,  lo que quiere decir que aunque al comer no puedan engordar mucho igual deben cuidar la alimentación para prevenir enfermedades.

La dieta en este caso debe ir enfocada en comer proteínas y grasas sanas, se debe dar poca importancia a los ejercicios de cardio en el entrenamiento, y realizar ejercicios cortos de mucha intensidad.

Mesomorfo

Su nombre indica que es un tipo intermedio,  es decir posee una buena estructura ósea, tiene buena musculatura, su cuerpo suele marcar una forma en V,  por lo cual posee facilidad para aumentar la masa muscular y tonificar  el cuerpo.

En líneas generales al realizar ejercicios no pasa mucho tiempo hasta poder ver los resultados, ya que el cuerpo por naturaleza posee una contextura atlética. Sin embargo en los hábitos alimentación es importante comer balanceado, consumiendo carbohidratos, proteínas y grasas sanas

En cuanto al entrenamiento la persona debería enfocarse en aquellos que les permita aumentar su resistencia además de practicar cardio para que no se acumule la grasa, también trabajar con pesas ya que gracias a su contextura es más fácil adquirir masa muscular.

Endomorfo

Cuando se posee un cuerpo con esta forma es muy común que se almacene importantes cantidades de grasa, la cintura probablemente sea ancha y la estructura ósea muy gruesa, debido a que el metabolismo es bastante lento se gana mucho peso de manera rápida y luego es difícil perderlo.

En cuanto a la alimentación es importante controlar la ingesta tanto de azúcar como de carbohidratos, se debe buscar consumir proteínas y pocas grasas, también es importante que las cenas sean bastante moderadas.

En cuanto a la rutina, su principal enfoque debe ser los ejercicios cardiovasculares, por ejemplo trotar, en cuanto el uso de las pesas es importante tonificar el cuerpo más que aumentar la masa muscular.

Los tipos de cuerpo en algunos casos no están totalmente definidos, es muy común que haya híbridos entre uno y otro, es decir aquellos de cuerpo entre ectomorfo y mesomorfo y otros cuyo cuerpo es mesomorfo con tendencias endomorfas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario