Cómo usar Stevia

Compartenos:

stevia

El Stevia es una planta edulcorante altamente saludable y de uso recomendado para todas las personas, ya que, según la FDA (Food and Drug Administration) o Administración de Alimentos y Drogas no posee ninguna desventaja en la salud del ser humano; en cambio, son muchos sus beneficios que ofrece como regular la absorción de azúcar en la sangre y controlar la ansiedad.




En el mercado es posible encontrar Stevia en presentaciones como pastillas, hojas frescas y secas. Si, prefieres preparar tu propio edulcorante, te daremos las instrucciones de cómo usar Stevia.

Hojas frescas: es la forma más aconsejable para su uso terapéutico. Puedes masticar 3 o 5 hojas por la mañana, luego, en la tarde. Por un el tiempo que consideres necesario, no existe riesgo de sobredosis o presentar daños, sin embargo, asegúrate que la planta esté muy fresca y enjuaga muy bien las hojas.

Hojas secas: para una mejor preservación de ellas consérvalas en envases de vidrio perfectamente sellados. Para fines terapéuticos, puedes prepararla como una infusión tradicional, si consideras que está un tanto amarga exprime medio limón en el té.

Cómo usar Stevia para endulzar a partir de hojas secas es muy sencillo, para dulcificar un té o café, añadir unas pocas hojas en la infusión o en el café –durante la preparación- y tomar como de costumbre. Para postres, haz una infusión de hojas de Stevia y añádela a la mezcla a preparar, recuerda que no carameliza. Soporta temperaturas de hasta 200°C.

Otra forma de cómo usar Stevia en hojas secas, es triturándolas en un molinillo, batidora –licuadora- hasta obtener un polvo fino, el cual puedes utilizar para endulzar frutas, tostadas, preparar mermeladas o compotas –estas deben ser consumidas rápidamente-; los productos que endulces de esta manera tomaran el tono oscuro característico de la planta. No te preocupes por ello.  

Artículos Relacionados

Deja un comentario