Cómo subir el ánimo con posturas de yoga

Compartenos:

Yoga

El ejercicio en general es muy conveniente para mejorar nuestro ánimo, pero existen unas posturas de yoga que te ayudarán a levantar tu estado anímico y hará que tu humor se mejore. Lo cual será muy beneficioso para ti y para todos los que están a tu alrededor. Y lo mejor es que no tienes que ser una practicante de yoga, así que prueba con estos ejercicios que te señalo a continuación, tomando en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Debes realizar los ejercicios  en forma lenta, sin brusquedad.
  • Debes respirar nasalmente de una forma profunda y lentamente.
  • Tienes que experimentar estiramiento de aquellas áreas que se están ejercitando, pero si experimentaras dolor, eso podría mostrar que existe alguna lesión, así que a pesar de que estos son ejercicios no complicados, deberás practicarlos cuidadosamente.
  • Mantén los ojos abiertos.
  • Deberás tener conciencia de los ejercicios que estás practicando y sentir las áreas que estás ejercitando, así como aquellas partes que duelan o se estiren.
  • La postura número uno: Empieza por estirar el área posterior de tu cuerpo apoyándote hacia adelante con tus manos apoyadas en un banco que esté fijo, con tus pies levantados apoyados en los dedos, casi de puntillas, teniendo cuidado de no lastimarte los dedos y con tu espalda tensa con la cabeza hacia atrás.
  • La postura número dos: Acostada en el piso, apoya las piernas en la pared  y con los brazos estirados, deberás estar unos minutos, mientras te sientas cómoda. Esto relaja las piernas y permite que la sangre vaya fluyendo hacia la cabeza lo cual puede hacerte sentir un poco mareada, si fuera así deja de practicarlo hasta que te acostumbres a este tipo de postura.
  • La postura número tres: se le llama la montaña y deberás apoyar toda la planta del pie o al menos solo el talón podría estar levantado y con tus manos apoyadas hacia adelante en el suelo y tu trasero levantado
  • La postura número cuatro: sentada cruza las piernas, apóyalas si te es posible en el suelo. Con los brazos estirados atrás del cuello y doblando los codos. Estira el pecho, las axilas y los brazos, abriendo el tórax
  • La postura número cinco: es similar a la cobra, eleva las piernas si puedes, para que el estiramiento sea mayor
  • La postura número seis: llamada la del camello, arrodillada estira tu espalda y la cabeza hacia atrás. Con precaución para mantener el equilibrio.

Artículos Relacionados

Deja un comentario