Algunos suplementos para combatir el ácido láctico

Compartenos:

Acido lactico

El ácido láctico es un subproducto que se produce durante o después de los ejercicios anaeróbico.

Mientras entrenamos, nuestros músculos  producen y utilizan energía a través de una serie de procesos anaeróbicos y aeróbicos. Cuando el oxígeno fluye de manera constante por el trabajo muscular, los subproductos residuales que se forman como parte del metabolismo muscular se eliminan de manera efectiva. Pero en ocasiones, cuando el oxígeno es limitado, los subproductos tienden a acumularse. El ácido láctico es uno de ellos, y su consecuencia es la terrible sensación de «ardor» durante los entrenamientos intensos. El ácido láctico es parte de la producción de energía muscular global, pero cuando se crea el entorno es muy ácido. Las rutinas de ejercicios diarios y una buena alimentación puedes colaborar a reducir el exceso de acumulación de ácido láctico en los músculos.

Integra en tu dieta diaria los siguientes suplementos para contrarrestar el Ácido Láctico.

La Creatina

Es un aminoácido producido de manera natural pero es también es recomendable que consumas de los alimentos que contienen proteínas. Esta se convierte en fosfato durante el metabolismo y tiende a almacenase en tus músculos.  La Creatina proporciona energía a las células musculares, especialmente durante el ejercicio. La creatina actúa como un amortiguador del ácido láctico si en tus músculos  hay suficiente antes de comenzar los ejercicios, también puede ayudar en la recuperación muscular cuando la consumes después de hacer ejercicio. Las formas suplementarias están disponibles en pastillas, polvo, bebidas y líquido. Las dosis del suplemento varían de acuerdo a las personas persona ya que van desde dos a cinco gramos diarios. Como siempre recomendamos es importante informar a tu medido tratante antes de comenzar a tomar creatina, ya que si ingieres más de lo recomendado esta tiende a producir un subproducto dañino para el riñón y el hígado.

El Magnesio

Es un mineral alimenticio esencial cuya responsabilidad se centra en las funciones metabólicas, incluyendo el uso de oxígeno y la producción de energía. La ingesta de magnesio en tu dieta o por medio de suplementación puede resultar un gran beneficio ayudando a reducir la acumulación de ácido láctico durante el ejercicio enérgico,  El maganesio puedes incluirlo en tu dieta diaria en los siguientes alimentos: Nueces, vegetales verdes, legumbres y cereales integrales.  Ahora bien, también los hay disponibles en diferentes formas, pero generalmente se deben mezclar con compuestos de almacenamiento para evitar el exceso de ingesta de magnesio puro en el torrente sanguíneo. Consulta con tu médico especialista antes de comenzar a tomar suplementos de magnesio.

Omega-3 y proteína

Definitivamente los ácidos grasos omega-3 son esenciales e importantes para el corazón, las funciones metabólicas y el cerebro. Los alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 los puedes consumir en tu dieta diaria y los encuentras en las nueces y en el pescado. Estas comidas contienen una rica fuente de proteína, que es esencial  para el crecimiento, reparación y recuperación muscular. También los puedes consumir en suplementos ya que proporcionan recuperación muscular y amortiguan notablemente el ácido láctico lo que fortalece  a los atletas y el ejercicio posterior de los culturistas. Sin embargo, como todo el uso de suplementos varia en  la dosis , es recomendable consultar a tú médico especialista antes  de utilizarlos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario