Abdominales Superiores. Parte I

Compartenos:

abdominales

Preliminares.

 

La rutina para lucir un abdomen definido, se centra en trabajar las tres partes fundamentales de esta zona, como lo son: los abdominales superiores, los abdominales inferiores y los abdominales laterales. En los próximos artículos, nos centraremos en rutina de ejercicios para los abdominales superiores, esta rutina puede ser hecha desde la comodidad del hogar y sin ningún complemento u objetos especiales.

Solo es de recordar que, la alimentación influye poderosamente en la definición de un abdomen y de una buena figura, pues el ejercicio sin la combinación de una adecuada alimentación, no ayuda de mucho.

Para iniciar con estas rutinas de ejercicios, las cuales serán presentadas en artículos sucesivos, es importante recordar: realizar las rutinas para abdominales con ropa cómoda, disponer de un espacio adecuado para poder acostarse en el piso y realizar los respectivos estiramientos de piernas y brazos,  evitar las interrupciones o interferencias una vez que se inicie con la rutina para abdominales, hidratarse de manera adecuada especialmente antes, durante y posterior a la realización de la serie completa de la rutinas para abdominales superiores.

Es de considerarse también que el trabajo de ejercicio que se hará para los abdominales superiores, no debe ser hecho a diario  ¿y esto porque? Porque de esta manera se permite que el musculo descanse y se recupere, entonces la rutina de ejercicio para los abdominales superiores se realizará un día sí y un día no, es decir de forma interdiaria para mejores resultados.

Entonces una vez aclarado los requerimientos básicos, y considerando los puntos preliminares resumidos en alimentación, condiciones básicas, hidratación, disciplina y ejercicio  de forma regular de la rutina, se lograrán tonificar y fortalecer los músculos superiores del abdomen. De hecho con una rutina bien llevada y de forma disciplinada, se pueden ver resultados en 1 o 2 meses luego de haber empezado a trabajar los abdominales superiores.

Indispensable que revises las rutinas subsiguientes: parte II, parte III, parte IV, parte V y parte VI.

Artículos Relacionados

Deja un comentario