Dieta saludable para disminuir el acné severo

Compartenos:
Rutinas Deportiva cuida de tu salud
Rutinas Deportiva cuida de tu salud

El acné es una de las enfermedades cutáneas más comunes del mundo. Si bien no se ha demostrado que la alimentación sea la causa específica de la aparición del acné, es conocido que una mala alimentación puede agravarlo y evitar que puedas eliminarlo. La alimentación se evidencia en tu salud, el dicho “eres lo que comes” es uno de los dichos mas correctos, y tu piel es uno de tus órganos más propenso a enfermarse (por todos los factores que influyen en ella, los rayos del sol, el calor, hormonas, etc.) se puede ver maltratada por una mala alimentación.

A continuación te presentamos una lista de alimentos que debes incluir en tu dieta, para hacerla más saludable y contribuir a la disminución del acné severo:

  • Vitamina A Betacaroteno:

    Esta importante vitamina la encuentras en alimentos como los espárragos, las manzanas, las zanahorias, naranja, tomates, brócoli, pimientos rojos, entre otros. La importancia de esta vitamina radica en que ayuda a neutralizar la degeneración de las células de la piel destruyendo los radicales libres producto e la oxidación, ofrece protección frente a los rayos ultravioleta y tiene acción antioxidante. Participa en la prevención y ayuda a disminuir enfermedades cutáneas como eczema, psoriasis, piel seca, heridas, quemaduras, herpes y por supuesto acné. Es por ello que estos alimentos ricos en vitamina A podrán ayudar a recuperar la salud de tu cutis, participando en el cuidado y protección de tu piel.

  • Vitamina C:

    Esta vitamina posee efectos antioxidantes y ayuda a proteger frente a posibles infecciones. La encontramos en alimentos como frutas cítricas (naranja, toronja, limón), pimientos rojos, rábano, coliflor, manzana, plátano, sandía, fresa, mora, apio, papa, aguacate, mango, entre otros alimentos. Actúa contra el envejecimiento cutáneo, protege contra los rayos ultravioleta y es un blanqueador no oxidante y natural. Para tu piel y salud en general es necesario el consumo constante de esta importante vitamina.

  • Omega 3:

    Este ácido graso esencial es de suma importancia para el cuidado de la piel. Ayuda a disminuir la grasa o sebo de la piel de la cara disminuyendo las posibilidades de que aparezca acné, disminuye la inflamación y ayuda a disminuir problemas como psoriasis, enrojecimiento, prurito (urticaria), y erupciones cutáneas. El aceite de pescado, aceite de soya, almendras, y pescados como trucha y salmón, son alimentos ricos en omega 3.

  • Zinc:

    El zinc es un mineral implicado en ayudar a regular la secreción de grasa por parte de las glándulas sebáceas, participa en la formación de proteínas y colágeno, acelera el proceso de cicatrización, e interviene en la correcta absorción de vitaminas como las vitaminas A y E. Encontramos zinc en alimentos como semillas de girasol, germen de trigo, salvado de trigo, jengibre, galletas integrales, langosta, hígado de ternera, ostras, apio, espárragos, higos, papas, berenjenas, entre otros. Integra a tu dieta alimentos ricos en zinc y con constancia y paciencia empezarás a notar los resultados pronto.

  • Vitamina B6:

    Esta vitamina la encontramos en alimentos como semillas de girasol, papa, pollo, atún, aguacate, mango, plátano, entre otros. Entre sus tantos beneficios, la vitamina B6 representa un componente básico para el mantenimiento y cuidado de la piel ya que interviene en el metabolismo de proteínas y aminoácidos, y además participa en la regulación de las hormonas, una de las causas más comunes de acné.

Una dieta sana ayuda enormemente a disminuir el acné, en conjunto con los tratamientos tópicos recomendados por tu médico así como los remedios naturales más usados contra esta afectación. Pero además de integrar estos grupos de alimentos a tu dieta debes evitar el consumo de algunos otros alimentos, tales como frutos secos, mantequilla de maní, chocolate, refrescos sintéticos, alimentos fritos, alimentos con exceso de sal, o muy picantes así como alimentos ricos en yodo, como algas, nueces, quesos. También es importante reducir el consumo de productos lácteos, café y té ya que se ha demostrado que favorecen los procesos inflamatorios. Evita el consumo de azúcar blanca, harina refinada y salsa de tomate o kétchup, ya que son productos ricos en carbohidratos y azúcares y pueden influenciar en la aparición del acné. Finalmente evita el estrés, ya que este está implicado en la aparición del acné.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario