Correr todos los días ¿Es bueno o Malo?

Compartenos:

Correr es un gran ejercicios para la salud, eso lo sabemos todos, pero en este artículo vamos a ir un poco más allá. ¿Correr todos los días es bueno para nuestra salud  y es inteligente?. Parece razonable, que cuanto más corras, más calorías gastes y por lo tanto más adelgaces o mejores la capacidad pulmonar, ¿no?.

En resumidas cuentas sabes que, correr todos los días puede reducir el riesgo de ciertas enfermedades, pero también puede provocar lesiones y desgaste general en los pies, las piernas y las articulaciones.

Afectando de esta manera la salud general y rendimiento.

Y aunque estos riesgos son algo a considerar, hay personas que aún prefieren llevar a cabo por lo menos una carrera corta todos los días días, y sentir que se obtiene algún provecho al llevarlo a cabo.

La verdad es que nos encontramos pasando por alto un punto clave: correr genera muy estrés en nuestro cuerpo, provocando inflamación y microdesgarres a nivel muscular que necesitan tiempo para sanar.

y en este momento se encuentra más que comprobado y hablado que sin descanso puedes finalizar perdiendo lo que has ganado con tanto esfuerzo.

El consenso general es que los corredores deben tomarse un día para recuperarse, y esto como mínimo debe ser al menos una vez por semana, siempre y cuando el volumen e intensidad de entrenamiento sea bajo. En casos de alta intensidad vamos a requerir más tiempo de descanso entre sesiones.

A pesar de esto que mencionamos y analizamos cuando puede ser útil correr a periódico y bajo qué condiciones.

 

RAZONES POR LAS QUE PODRÍAS CORRER TODOS LOS DÍAS

 

A pesar del consejo por parte de todos es, que al menos realices uno o los días de recuperación en la semana, existe la evidencia de que entrenar la carrera todos los días puede tener algunos beneficios. Esto podría ser una aceptable noticia si no puedes imaginarte un día sin calzarte tu nuevo par de zapatillas.

Pero lo importante de esto es que, los investigadores además han demostrado que no se necesita muy tiempo para conseguir estas recompensas. Un estudio, descubrió que nada más se necesitan entre 5 y 10 minutos de carrera por día para reducir el riesgo de sufrir cualquiera de estos problemas:

  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Muerte por un ataque al corazón o un derrame cerebral.
  • Desarrollo de enfermedades neurológicas como el Alzheimer y enfermedades de Parkinson.

Sin embargo, no hubo un provecho significativo al correr más de cuatro horas y media por semana.

Esto significa que, en lugar de llevar a cabo números de kilómetros y de alto encontronazo cada semana, podrías conseguir similares beneficios al llevar a cabo carreras muchísimo más cortas y frecuentes.

Otro estudio arrojó resultados similares.

Se descubrió que con solo las horas y media de trote total por semana se obtienen los superiores beneficios en términos de llevar a cabo mejor la longevidad general. Esto equivale a realizar entrenamientos de al menos 30 minutos de carrera por día, cinco días a la semana.

los investigadores además han descubierto que participar en ejercicios aeróbicos a corto plazo, como correr, puede contribuir a llevar a cabo mejor nuestro sistema cognitivo en relación con el envejecimiento del cerebro. 

 

LOS DÍAS DE DESCANSO SON NECESARIO

 

Ahora bien, a pesar de los informes previos, la cantidad de días de descanso y tiempo de recuperación depende del tipo y la duración de su entrenamiento.

Si bien es viable que tú necesites un solo día para recuperarte de una carrera de 3 km, otra persona puede requerir los o tres días para llevarlo a cabo, y ni que hablar si el propósito es recuperarse de una carrera de 10 km.

Para todos aquellos que comienzan su entrenamiento aeróbico, puede llevarle más de una semana completa.

Según los estudios demostrados, las distancias de carrera semanales de más de 48 km semanales y más  de 60 km aumentaron el riesgo de sufrir una lesión aguda. 

calambres

Las lesiones por ese exceso de entrenamiento, como pueden ser dolores lumbares, tendinitis en el tendón de Aquiles, síndrome de la banda iliotibial, la fascitis plantar y las fracturas por estrés son cada vez más frecuentes en corredores diarios.

Si este es tu caso, te lo vuelvo a reiterar, se ha evidenciado que ofrecerle tiempo al cuerpo para que se repare del trauma de una carrera larga o intensa reduce los riesgos de sufrir estas lesiones, que tienen la oportunidad de dejarte fuera de las pistas a lo largo de una semana, un mes o inclusive más.

los días de descanso reducen la cantidad de cortisol, la llamada «hormona del estrés«, que puede causar depresión, fatiga, irritabilidad, inconvenientes para dormir y otros inconvenientes de salud si los escenarios de estrés físico permanecen altos. También te da un descanso mental: reducirás tus oportunidades de sentirte agotado y aburrido de correr.

 

¿CUÁNDO TOMAR LOS DÍAS DE DESCANSO AL CORRER?

 

Si decides que podría beneficiarte de los días de descanso, tu próximo paso es desarrollarlos estratégicamente.

Los superiores días para descansar dependerán de qué tipo de corredor eres, cuando corres y por cuánto tiempo. Además de si estás entrenando para un evento específico.

Si tiende a correr números kilómetros los fines de semana, por ejemplo, entonces el lunes podría ser un óptimo día de descanso para tu cuerpo. Si estás entrenando para un evento de larga distancia como un maratón y haces tus carreras largas el sábado, es viable que desees descansar el viernes, para que tener las piernas frescas cuando llegues a la carrera.

En este sentido, todo depende de tus propias propiedades de entrenamiento.

Ahora bien esto no necesariamente tiene que ser un sistema rígido, además tienes que escuchar a tu cuerpo.

Si sientes que necesitas un día de descanso, tómatelo. No te obsesiones con alcanzar un número propósito de millas en una semana si te siente fatigado. Presta atención a algún mal para evitar una viable lesión.

¿Que tiempos de descanso necesita un buen corredor?

Corredores principiantes

Los profesionales además acostumbran aconsejarle a aquellos que recién comienzan a correr no más tres días por semana.

No deberían superar los 20 a 30 minutos de actividad de carrera, con al menos dos días para entrenamiento cruzado y con al menos dos días de descanso por semana.

A medida que tu cuerpo vaya mejorando esa resistencia, velocidad y capacidad aeróbica, puedes comenzar a agregar gradualmente más carrera a tu entrenamiento.

Los corredores principiantes tienen la oportunidad de querer comenzar a correr cada dos días a baja intensidad. Esto les ofrecerá suficiente tiempo de recuperación mientras desarrolla el hábito de correr.


Eso si, tienes que tener cuidado de no dejar que el descanso sea una excusa para no correr . Tendrás que seguir una rutina constante si desea alcanzar tus propósitos de entrenamiento y alcanzar el nivel de condición física deseado.

Corredores experimentados

Si eres un corredor experto, o con más experiencia en la carrera, uno o dos días de descanso deberían ser suficientes para esa temida fase prevención y recuperación de lesiones.

Como regla general, limita su kilometraje semanal total a no más de 60 kilómetros por semana para reducir el riesgo de lesiones.

Que conclusiones sacamos de este artículo

Si bien los días de descanso son indispensables para evitar lesiones, correr todos los días puede tener algunos beneficios para la salud, lo importante es que esto sea en un volumen e intensidad bajos.

Ahora bien, si entrenas más fuerte, es bueno espaciar tus días de carrera con entrenamiento cruzado o días completos de descanso como una forma efectiva de disfrutar los beneficios de correr mientras les da a su cuerpo la oportunidad de descansar y recuperarse.

Y no solo eso si que no que debemos llevar una dieta saludable para que los beneficios sean óptimos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario