Conoce la importancia del estiramiento

Compartenos:

El estiramiento al igual que el calentamiento, es una parte fundamental antes y después del entrenamiento, aunque muchas personas la ignoran por considerarla innecesaria. La verdad, es que el estiramiento determina en gran medida el éxito del entreno y garantiza que todo transcurra en los mejores términos.

 

Existen dos tipos de estiramiento, el dinámico, que consiste en el constante movimiento y se realiza antes de entrenar y el estático, el cual se trata de aguantar una determinada posición durante varios segundos y se recomienda para luego de la rutina de ejercicios.

 

Beneficios del estiramiento dinámico

 

La importancia del estiramiento radica en sus diversos beneficios, en cuanto al dinámico, permite obtener una temperatura más elevada y preparar los músculos para el trabajo posterior, así como mayor flexibilidad y mejor rango de movimiento. También ayuda a los músculos a soportar el impacto de los ejercicios de forma considerable, previene la posibilidad de sufrir lesiones y favorece la circulación.

 

Ventajas del estiramiento estático

 

Con respecto al estiramiento estático, reduce el dolor y la fatiga de los músculos, el cual es provocado por el ácido láctico que se produce con el ejercicio. Asimismo, permite una recuperación más rápida y protege de lesiones en el posterior entrenamiento, pues hace que los músculos se encuentren en un estado mejor.

 

También promueve la buena circulación, elimina las tensiones y da paso a la relajación, incluso a nivel psicológico, pues ayuda a liberar las intranquilidades mentales y disminuye el estrés. Cabe destacar, que esta elongación no solo es importante durante los entrenamientos, es primordial para cualquier persona, no solo para quienes acuden a un gimnasio o se ejercitan.

 

Esto se debe a que permite desarrollar cierta flexibilidad, que resulta especialmente relevante durante la tercera edad. Por ejemplo, es ideal realizar estos ejercicios antes de ir a caminar, trotar o andar en bicicleta. De hecho, es uno de los pasos más frecuentes al despertar, de manera instintiva la mayoría de personas estira sus músculos, luego del periodo de descanso e inactividad.

 

De igual manera se produce cuando se permanece sentado durante mucho tiempo o sin algún tipo de actividad, es natural que se realicen algunos ejercicios de estiramiento en el cuello y las extremidades.

 

Indicaciones a tener en cuenta

 

En contraste, los ejercicios de estiramiento tampoco deben realizarse en exceso, pues la relajación podría aumentar las lesiones, se recomienda entre 8 y 10 minutos en total, tomando de 20 a 30 segundos por cada músculo. Tampoco se debe hacer en caso de tener lesiones en los músculos o ligamentos, tendones y articulaciones.

 

Algunos de los ejercicios de estiramiento son de cuádriceps, se trata de tomar una de las piernas, estando de pie y se sostiene hacia atrás y se aplica un poco de fuerza durante un par de segundos y se repite el procedimiento con la otra pierna. De abductores consiste en ponerse en cuclillas sobre una pierna y se estira la otra hasta llegar lo más lejos posible.

 

El estiramiento de isquiotibiales se hace sentado sobre el piso con las piernas juntas y extendidas, se toman las puntas de los pies, haciendo presión hacia al interior y en caso de no poder hacerlo solo se estiran los brazos lo más lejos posible, intentado llegar a los pies.

 

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario