Empezando a practicar crossfit

Compartenos:

Empezando a practicar crossfit1

El crossfit consiste en una serie de ejercicios físicos con la finalidad  de generar masa muscular y reducir la grasa, tonificando  las zonas del cuerpo que se desee. Así como aumentar la resistencia cardiovascular, la fuerza y potencia, la velocidad y la agilidad  para ayudar al desarrollar al máximo  las capacidades de quien lo practica.

Los ejercicios se llevan a cabo en secuencias o rutinas diseñadas específicamente para los músculos, los movimientos y la intensidad de la rutina varían de acuerdo a la zona del cuerpo que se quiera ejercitar y los resultados que se desea obtener.  Este método  de entrenamiento enlaza  diferentes ejercicios y movimientos tomados de la halterofilia, el atletismo, la gimnasia y muchas otras disciplinas físicas.  

Como sabemos, el crossfit  al igual que otras  actividades físicas es  sumamente beneficioso  para la salud,  sin embargo es bueno recordar que los primeros días son más difíciles para nosotros, por ello es normal que al principio te cueste un poco más de trabajo realizar algunos ejercicios, por tanto es recomendable iniciar  con rutinas con movimientos de baja intensidad  y  menor número de  repeticiones.

Al igual que en todas las actividades físicas con  el crossfit se consigue mayor habilidad y resistencia con entrenamiento y práctica constante, brindando  resultados asombrosos para nuestros cuerpos. Por ende no nos debe sorprender que el crossfit sea una de los entrenamientos más de moda para las personas que les gusta ejercitar su cuerpo.

La dieta en el crossfit

Si estás pensando en empezar a entrenar con esta novedosa técnica  por la gran cantidad de beneficios que aporta a nuestro cuerpo, debes recordar combinar el crossfit con una dieta balanceada. Las  rutinas de elevada  intensidad producen un gran desgaste en nuestro organismo, por eso es necesario alimentarse sanamente para poder llevar a cabo estos ejercicios.

Es recomendable consumir  frutas, verduras, frutos secos, carnes, pescados y abundante agua, asimismo se debe disminuir o eliminar  el consumo  de azúcares,  almidones, enlatados y alimentos que contengan  conservantes.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario