Si restringes comida, ganas peso

Compartenos:

La restricción de alimentos puede resultar muy agobiante para cualquier persona al momento de realizar una dieta. Sin embargo, otra cosa que no tienen en cuenta es que al no mantener sus hábitos por el resto de su vida, los resultados no serán muy beneficiosos, ya que si no fomentados esto en nuestra rutina el esfuerzo será en vano.

Las personas buscan eliminar una serie de alimentos cuando empiezan sus dietas, como el aguacate, el azúcar, los carbohidratos, entre otros. Así que se ha observado que esta manera de restringir los alimentos es uno de los factores que posteriormente provoca que las mujeres vuelvan a aumentar y tengan otros trastornos.

restringir-y-ganar-peso

Lo que han dicho los científicos

Muchas investigaciones han arrojado que prevenir o controlar esos antojos, posteriormente se convierten en peores resultados, ya que aumentan la intensidad de esos dichosos antojos.

Los estudios han observado que al no ser capaz de aceptar la flexibilidad en una dieta, la sensación de culpa y estrés empieza a aumentar. Algunas de estas investigaciones se hicieron con 500 chicas universitarias para ver que sucedía con las dietas.

En los resultados notaron que más del 85% de las mujeres con peso normal no se sentían cómodas con lo que pesaban, y un 74% de ellas querían perder peso. Además, el 70% de las que participaron en la investigación afirmaron no sentirse bien con su forma del cuerpo.

Bueno, esta insatisfacción por sus cuerpos se debían a que mantenían este hábito de alimentación inflexible, es decir, que restringían los alimentos que consumían. Se llegó a la conclusión que mantener una dieta de esta manera llegaba a producir problemas asociados con la pérdida de peso, porque se aumentaba la grasa corporal.

En dicho estudio, la insatisfacción del cuerpo y el peso, se asocia a la inflexibilidad que se tiene con la imagen del cuerpo, cosa que es cierta y le da la razón a estudios anteriores.

Muchas evaluaciones y datos han demostrado de manera negativa como la imagen corporal, demostrando que se asocia la inflexibilidad de la imagen del cuerpo y la del momento de comer.

Como conclusión el resultado sugiere que las mujeres que evitan experiencias que no le satisface con la imagen corporal, llegan a adoptar hábitos aún más perjudiciales al momento de comer.

Malos hábitos, malos resultados

En muchos casos, la razón de que se produzcan estos problemas es que se mantienen malos hábitos. Al momento de perder grasa corporal necesitamos contar con buenos hábitos alimenticios, ya que podemos recortar nuestra ingesta calórica y nuestro gasto diario de manera inconsciente.

El caso de la dieta Paleo es uno de estos, donde se plantea que tipo de alimentos comer pero sin restringir la cantidad. Esta dieta es alta en proteínas, vegetales y se restringe en pocos alimentos como cereales y comidas rápidas, y se corta la ingesta calórica cuando aún contamos con muchas posibilidades de alimentos.

Restringir no es la solución

Es cierto que es necesario tener un déficit calórico para que podamos perder grasa corporal, pero no necesariamente debemos dejar de comer para lograr la figura que buscamos.

Si disponemos de una gran variedad de alimentos e inclusive consumimos otros de manera consciente, podríamos tener mayor capacidad de adherirnos al plan alimenticio que planteamos, es decir, que podemos tener mayor éxito al momento de perder grasa.

restringir-comida-ganas-peso

Artículos Relacionados

Deja un comentario