¿Por qué debemos mantenernos hidratados?

Compartenos:

Un elemento indispensable para cualquier deportista es llevar siempre consigo la hidratación necesaria para lograr un entrenamiento de manera óptima. Sin embargo, existen muchas personas que no conocen el por qué exactamente debemos consumir tal o cual cantidad de líquidos al día o cuando debemos variar esa cantidad y es por eso que hemos decidido informar al respecto.

La importancia de la hidratación

Son distintas las razones que podemos enumerar acerca de la importancia del agua para los deportistas. A continuación, algunas de ellas:

  • Contribuye a la circulación.
  • Mantiene a que el metabolismo funcione de forma correcta.
  • Aporta a la salud en general.
  • Hace que todo nuestro organismo funcione como debería.
  • Previene la deshidratación y sus consecuencias.
  • Hace que el cuerpo mantenga su temperatura.
  • Elimina excesos de desechos y toxinas del organismo.
  • Ayuda a mantener nuestro peso ideal.
  • El agua le aporta al cuerpo minerales que son necesarios para mantenernos saludables.

En cuanto a la cantidad de líquidos que debemos consumir, existe aquel mito de los 1,5 litros al día. Nada más alejado de la realidad ya que esto debe ser diferente para cada persona. En el caso de nosotros los deportistas entramos en el grupo de los que más necesitamos.

Momentos en los que debemos tomar agua

Al momento de los entrenamientos o para hacer deporte es importante mantener un orden al hidratarnos y cada uno de estos momentos para tomar agua tiene una función y una razón de ser.

Para 1 o 2 horas antes de los ejercicios es importante hidratarnos (Pre-hidratación) para mantener regulada la temperatura de nuestro cuerpo, evitando así un aumento de calor repentino al iniciar el entrenamiento y hacer que disminuya la sensación de esfuerzo.

Durante el ejercicio debemos hidratarnos para reponer los líquidos perdidos y que no disminuyan los niveles de glucosa en nuestra sangre. Nunca es recomendable tomar un gran sorbo de golpe ya que esto produce los molestos flatos, en cambio es mejor tomar de a poco en poco.

Hidratarnos después del entrenamiento ayuda a nuestro cuerpo a completar su recuperación (Re hidratación). Es importante no beber demasiada agua ya que el cuerpo podría rechazar lo que no necesita para recuperarse.

Para todas aquellas personas que aún no se animan a practicar algún deporte o asistir al gimnasio y llevan una vida sedentaria, se recomienda que consuman agua de forma constante por todo el día.

Aclarar que solo debe ser agua o algún tipo de bebida como bolero o de ese estilo. Se debe evitar lo mayor posible aquellas bebidas con altos contenidos de azúcar u otros elementos dañinos para nuestro sistema.

La deshidratación y sus consecuencias

Podemos observar que no es tan complicado mantener una hidratación adecuada. Y una de las razones por la cual es tan importante es para evitar los resultados de la deshidratación los cuales pueden ser:

  • Resequedad en la piel y la boca.
  • Calambres en los músculos.
  • Sed intensa.
  • Aturdimiento e irritabilidad.
  • Mareos y jaquecas.
  • Pérdida del apetito.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario